miércoles, 20 de marzo de 2013

TRASTORNOS DEL EQUILIBRIO ÁCIDO-BÁSICO


La aparición de trastornos ácido-básicos en el enfermo de UCI es bastante común, de modo que la gasometría se ha convertido en una técnica de monitorización rutinaria en la práctica clínica que permite el diagnóstico rápido de tales trastornos.
Un ácido es una sustancia capaz de ceder un protón a una base.
Una base es una sustancia capaz de aceptar un protón de un ácido.
Los límites normales de los valores arteriales y venosos son los siguientes:

pH
Po2
Pco2
Bicarbonato
Arterial
7,35-7,45
80-100 mmHg
35-45 mmHg
22-26 mEq/l
venosa
7,32-7.3
40 mmHg
42-50 mmHg
23-27 mEq/l


El pH es una medida que utilizamos para valorar la acidez del líquido extracelular, la cual está determinada por la concentración de hidrogeniones. Existe una relación inversa entre el pH y la concentración de hidrogeniones. 
-          En presencia de una cantidad extraordinaria de ácidos o pérdidas de bases supone un mayor (H+) menor pH= acidosis. Al haber una mayor (H+), la ventilación aumenta en 4 o 5 veces para que disminuya o elimine el CO2.
-          En presencia de una cantidad extraordinaria de bases o pérdidas de ácidos supone menor (H+) mayor pH= alcalosis. Como hay una menor (H+), el centro respiratorio disminuye la respiración, para retener más CO2 o aumente.

Los 4 trastornos primarios del equilibrio ácido-básico son acidosis metabólica, alcalosis metabólica, acidosis respiratoria y alcalosis respiratoria. Después de extraer una muestra de sangre arterial para el análisis de gases, el procedimiento para la valoración del estado ácido-básico será el siguiente:
1.     Examinar el pH arterial.  Si el pH es inferior a 7,36 estaremos ante una acidosis, y si es superior a 7,44 ante una alcalosis.

2.    Examinar la PaO2.  La existencia de hipoxemia con una Pao2 < 60 mmHg puede originar un metabolismo anaerobio con la producción de ácido láctico, y por lo tanto acidosis metabólica. Por otra parte, la hipoxemia puede originar una hiperventilación alveolar originando una alcalosis respiratoria.

3.    Exceso de bases: el valor normal es +- 2. Si se encuentra elevado indicará una alcalosis y si está reducido una acidosis.

4.    Examinar el bicarbonato: el riñón lo secreta o lo regenera para mantener el equilibrio ácido-base.  Un valor por debajo de 22 mEq indica acidosis metabólica.  Un valor por encima de 26 mEq indica alcalosis metabólica.



Bibliografía
1.     Esteban A. Martín C. Manual de cuidados intensivos para enfermería. 3ºed. Barcelona: Springer-Verlag Ibérica;2000
 

1 comentario:

  1. Bien.

    ¿Pon un ejemplo en cada uno de los trastornos acido - base de patología que puede provocarlos y cual es su tratamiento?

    Saludos

    ResponderEliminar